Te presentamos a Faye Webster

En la actualidad, tenemos a un montón de jóvenes dentro de la industria haciendo cosas espectaculares. Chav@s que a pesar de su edad, son capaces de sorprender a cualquiera que l@s escucha y sobre todo, demuestran la enorme madurez que tienen a través de sus canciones. Ejemplos hay y muchos; sin embargo, en la escena alternativa estadounidense hay una chica que la está rompiendo con su particular estilo musical, Faye Webster. 

Con tan solo 24 años, esta cantautora ha logrado cautivar tanto a la crítica especializada como a las personas que han escuchado sus rolas. Y quizá se estén preguntando, ¿por qué tanto revuelo con ella? Bueno, pues su proyecto es bastante peculiar, pues a pesar de tener un estilo “clásico”, tocando folk, un poco de country y música tradicional americana, con el paso del tiempo ha incorporado otros ritmos como el pop y el R&B, creando un sonido único.

¿Quién es Faye Webster?

Faye Webster es una cantautora estadounidense, la cual nació el 25 de junio de 1997 en Atlanta, Georgia. Desde temprana edad se fue interesando por la música, gracias a que creció en una familia con un montón de talento. Para que se den una idea, su abuelo fue guitarrista de bluegrass en Texas, su madre también fue guitarrista y violinista, y su hermano mayor tocó en una banda de rock en la escuela. Así que como verán, todo lo traía en las venas.

Con el paso del tiempo, evidentemente aprendió a tocar algunos instrumentos. Pero el verdadero paso grande lo dio a los 14 años, cuando comenzó a componer sus propias canciones, una mezcla rara entre rolas rústicas con un toque de country. Con estos temas comenzó a presentarse en varios foros pequeños de Atlanta, donde consiguió llamar la atención de algunas personas. Sin embargo, a esa misma edad encontró un punto ‘extraño’ de creatividad.

Su creativo paso por el rap

Resulta que mientras Faye Webster estaba en la preparatoria, formó parte del colectivo de rap PSA, un grupo de amigos que colaboraban y se animaban mutuamente. Además de echarles porras con la composición, ella cantaba coros y frases en algunas de sus canciones. A pesar de trabajar con estos raperos, jamás abandonó su propio proyecto, porque durante todo ese tiempo se nutrió de los demás y perfeccionó su arte musical.

Para no hacerles el cuento más largo, en 2013 y con tan solo 16 añ0s, autoeditó y publicó su álbum debut, Run and TellEste material discográfico continuaba con ese sonido rústico y americano que llevaba años tocando. Aunque en este proceso y mientras estaba en el último año de preparatoria, Webster conoció al rapero Ethereal, el cual le presentó su sello, Awful Records, con los que colaboró y más tarde lanzaría su segundo disco.

¿Cambiando la música por la fotografía?

Al graduarse, Faye Webster se inscribió en la Universidad de Belmont, en Nashville, con la intención de estudiar composición musical o diseño gráfico. Pero comenzó a echar de menos la escena creativa y la diversidad de Atlanta, es por eso que volvió a casa antes de terminar su primer año. Allí, tomó una clase de fotografía y luego de que le regalaran una cámara en Navidad, comenzó a fotografiar a sus amigos en los viajes de fin de semana que hacían. 

Inspirada por el trabajo del artista de Brooklyn, Kehinde Wiley, Faye logró tener un estilo único y pronto la buscaron de diversos medios para convertirse en fotógrafa musical, captando a artistas de hip-hop como DRAM, Killer Mike y su antiguo compañero de clase, Lil Yachty cuando aún era adolescente. Haciendo un esfuerzo por priorizar su música, firmó con Awful Records, con los cuales lanzó su segundo álbum homónimo en 2017. 

Volviendo al camino solista

En este material discográfico, Faye Webster introdujo un indie folk más sofisticado y confesional, en el que reflejaba todo lo que le aquejaba y diversas experiencias personales. Gracias a este toque auténtico, logró conectar con varias personas que encontraron en su música, un refugio para afrontar la realidad y las preocupaciones típicas de la adolescencia. Además, gracias a este disco, comenzó a tocar en gran parte de Estados Unidos y Canadá.

Sin embargo, en 2018 tuvo la enorme oportunidad de dar algunas presentaciones en países que jamás imaginó pisar, como Reino Unido y Francia, donde logró conquista al público que la escuchó sobre el escenario. En esta misma época, también logró tocar en festivales importantes, como el SXSW en Texas, pero mientras todo esto sucedía, comenzó a componer rolas y a pensar en ideas para su siguiente material discográfico.

Firmando con un sello independiente importante y un disco con el que cambió su sonido

En mayo de 2019 y luego de firmar con el sello independiente, Secretly Canadian (que tiene en sus filas a artistas como Major Lazer, Cherry Glazerr, Yeasayer, The War On Drugs, Whitney, Porridge Radio y hasya Yoko Ono), Faye Webster estrenó su tercer álbum de estudio, Atlanta Millionaires ClubEn este disco, la artista rindió tributo a la ciudad que la vio nacer, armando una combinación interesante con su ya tradicional indie folk y un toque de R&B exuberante.

Con este material bajo el brazo, Webster salió una vez más de gira por gran parte del territorio estadounidense, así como Reino Unido, Francia, Canadá y Holanda. Aunque su perfil también comenzó a incrementar en los festivales de su país, pues logró aparecer en los lineups de 2019 de eventos como Austin City Limits y Bonnaroo. Pero justo cuando esperaba que el 2020 fuera igual de espectacular, la nación del coronavirus atacó.

Faye Webster tenía planeado seguir tocando en vivo cuando la situación con el COVID-19 se puso seria, y obligó a toda la industria musical a nivel mundial a parar por un buen rato. Sin embargo, esta artista aprovechó todo ese tiempo para componer rolas, y luego de promocionar algunos sencillos, a mediados de junio de 2021, Faye Webster estrenó su cuarto material discográfico, I Know I’m Funny Haha (sí, ese es el título, con todo y la risa del final).

En este nuevo disco, además de continuar con el folk íntimo al que nos tiene acostumbrados, Faye decidió incorporar un toque de pop, pero algo muy sutil. Con estas canciones recién salidas del horno, Webster volvió a los escenarios, presentándose en festivales muy grandes como el Governor’s Ball y el Pitchfork Music Festival, y esperando que las cosas vuelvan a normalidad para tocar y mostrar su música por todo el mundo.

Fuente:
SOPITAS

What's your reaction?
0cool0bad0lol0sad

By AltaDosis.com © 2021. All rights reserved.

By AltaDosis.com © 2021. All rights reserved.